El ex presidente Eduardo Duhalde advirtió que va a «intentar que este gobierno no siga gobernando, porque no tiene capacidad».

“Nosotros entendemos a la sociedad argentina, que tampoco es de extrema izquierda o de extrema derecha. Entonces, yo voy a insistir, por lo menos, por este mes. Después, por supuesto, voy a tratar por todos los medios que este Gobierno no pueda seguir gobernando porque no tiene capacidad para hacerlo”, advirtió en una entrevista con Crónica TV.

Luego, aclaró que la intención de su frase no era golpista: “Claro, ganando la elección quiero decir. Yo creo, sinceramente, que si no nos unimos los argentinos es muy difícil salir”.

Sus mayores críticas fueron dirigidas a Cristina Kirchner, con quien aseguró que «no podría estar», y sus delfines más duros.

La definió como «la presidenta de la República» y «una persona que se cree de izquierda», y afirmó que «no quiere a Perón». Aunque también hubo disparos contra Alberto Fernández.

“Parece que Alberto bajó de Sierra Maestra, y lo conozco a Alberto, es un gran amigo mío y yo no reniego de los amigos, pero lo que pretenden es una cosa que no tiene que ver con el peronismo, que es el gran movimiento del centro”, planteó sus diferencias ideológicas.

Finalmente, le dejó un ultimátum al Presidente, de quien también cuestionó su trabajo al mando del Partido Justicialista.

“Hasta finales de este mes estoy tomando la decisión de cómo vamos a jugar, pero la idea es tratar de lograr la unidad de los argentinos. Yo sé que para la mayoría es una utopía, pero he hablado con todos los partidos, me falta hacerlo con el presidente del Partido Justicialista (Alberto Fernández), que no sé para qué es presidente si no se ocupa del partido», golpeó.

Y reveló: «Hoy mismo le escribí que, si no se puede ocupar porque tiene mucho trabajo, que designe a otro compañero. Todavía no me respondió, espero que mañana lo haga”, concluyó Duhalde.

Idas, vueltas, impugnaciones y vacuna

Eduardo Duhalde se metió de lleno en la interna del PJ de cara a las elecciones legislativas. Un mes antes de estas últimas declaraciones, en una entrevista con Clarín, el ex primer mandatario había sido mucho más conciliador.

Respecto de Alberto Fernández, en ese momento fue contemplativo y consideró que «hace lo que puede en una situación muy difícil», aunque criticó que «en los cargos de decisión» hay «gente muy nueva».

Incluso había dado detalles de una relación cordial y de «confianza» con Cristina Kirchner.

«Nos reunimos, tenemos confianza. Tengo confianza con ella, le he dicho lo que yo pensaba de la grieta, por ahí ella tiene una opinión distinta», expresó.

Antes, a fines de marzo, había impugnado ante la Justicia, junto a Fernando Gray, intendente de Esteban Echeverría, la candidatura de Máximo Kirchner en las elecciones del PJ bonaerense.

Más allá de balancearse entre momentos de críticas despiadadas y otros de reconciliación, Duhalde no tuvo problema en ser parte del vacunatorio VIP que derivó en la expulsión del Ministerio de Salud de Ginés González García.

Tanto el expresidente, como su histórica compañera «Chiche» (Hilda González) y dos de sus hijas, María Eva y Julia, fueron inoculados cuando aún no les correspondía.