En medio de las tensiones internas en aumento, y en plena disputa por el liderazgo con Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich se encontraron este lunes por la mañana de manera presencial en el Centro Cultural Recoleta. Ambos se propusieron bajar el tono de la pelea pública, aunque no avanzaron en un acuerdo para definir las candidaturas en la Ciudad.

Como metodología para resolver las disputas, Rodríguez Larreta propuso analizar encuestas, un método clásico del PRO: ungir al que mida mejor y si no hay una diferencia sustancial ir a las PASO. Bullrich no lo acepta, con el argumento de que los liderazgos no se dirimen de ese modo y a su vez por las fallas de los sondeos en el último tiempo.

De acuerdo con los números que manejan en la sede porteña de Uspallata, María Eugenia Vidal -aún no confirmó si se postulará y en ese caso en qué distrito- supera por unos 15 puntos a la titular del PRO en diferencial de imagen. Del lado de Bullrich contrapusieron otro relevamiento, con ventaja a su favor entre los votantes de Juntos por el Cambio para una eventual interna.

“Muchachos, estamos ante una responsabilidad histórica: frenar al kirchnerismo y acelerar con una propuesta. Tenemos que ser maduros. Querer resolver ahora los problemas de 2023 es un error”, planteó Bullrich en un momento de la charla. De ese modo ratificó su posición de no adelantar las discusiones sobre la jefatura del espacio y la carrera presidencial.

Rodríguez Larreta se había mostrado decidido a ir a las PASO en una reunión con Vidal y dirigentes bonaerenses en Tigre. “Ahora es mejor que en 2023”, aseguró en ese caso la ex gobernadora. «Lo de dejar las disputas para más adelante es un lindo enunciado. Patricia en la práctica, al postularse, hace lo contrario», replicaron desde ese sector a la ex ministra.

Sin acuerdo sobre ese punto, en el encuentro de ayer, Bullrich llegó con Gerardo Milman, ex Secretario de Seguridad de Nación, y a Rodríguez Larreta lo acompañó Eduardo Macchiavelli, Secretario de Ambiente porteño, prefirieron enfocarse en la “necesidad” de mostrar unidad y moderar las discusiones a través de los medios. “Hablamos de dejar este tema de los roces y los mensajes. Rescatamos que hay un espacio de diálogo”, coincidieron.

La resolución del conflicto quedó pendiente, y estimaron que terminará de saldarse recién en julio. En este caso a la vez aprovecharon para repasar los escenarios en otros distritos.

La reunión se concretó luego de que, a poco más de un mes y medio del cierre de listas, las pujas en Juntos por el Cambio y especialmente en el PRO se incrementaran y quedaran expuestas públicamente. Bullrich busca encabezar la boleta en la Ciudad y Rodríguez Larreta prefiere otro dirigente de su núcleo y con perfil moderado. Aun así el jefe de Gobierno no descarta ceder para llegar a un acuerdo y evitar la disputa, pero una competencia con Vidal en las PASO también es una posibilidad firme.

“Que Vidal se mude de distrito no ayuda”, había cuestionado Bullrich esa opción. La ex gobernadora rechazó apurar las definiciones. “Este es un debate de la política, de la dirigencia, no de la gente”, respondió antes de partir a Washington, viajará el miércoles, invitada por la OEA. La pulseada entre Rodríguez Larreta y Macri, en el fondo, por el liderazgo del PRO de cara a 2023, abarca también las candidaturas del otro lado del Riachuelo y la General Paz.

El ex presidente le pidió a Vidal que vuelva a postularse por la provincia de Buenos Aires, pero la ex vicejefa porteña ya avisó que no irá otra vez por el sillón ocupado hoy por Axel Kicillof, lo que la aleja de ese escenario. Jorge Macri, respaldado por su primo, cuestionó el eventual desembarco de Diego Santilli, impulsado por el jefe de Gobierno.

Rodríguez Larreta y Bullrich advirtieron que las principales tensiones en la coalición en este momento se concentran en el PRO, al menos las que generan mayor repercusión por ubicarse en la Capital y la provincia de Buenos Aires, y por tratarse de un duelo entre Macri y su sucesor en la Ciudad. Ese escenario a su vez complica el objetivo de Juntos por el Cambio de “ampliarse” con la incorporación de otros espacios para estas legislativas y con la mirada en 2023.

La mesa nacional de la coalición opositora se reunirá de manera presencial hoy. Parte del encuentro entre el jefe de Gobierno y la titular del partido se lo llevó la búsqueda de unificar posiciones ante esa cita con los socios.

Fuente: Clarín.