El dramático caso de una adolescente de 15 años conmovió en las últimas horas a la localidad de La Carlota, a unos 275 kilómetros de la ciudad de Córdoba. De acuerdo a la denuncia, tras ser abusada sexualmente por su padre acudió a la policía para pedir ayuda, y el efectivo que le tomó la denuncia también la violó.

Los dos hombres acusados por la presunta víctima fueron detenidos y serán indagados por el fiscal de instrucción Walter Guzmán por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal, reiterado, agravado y calificado por el vínculo” y “abuso sexual con acceso carnal, agravado por la edad de la víctima”, respectivamente.

Los abusos que relató la menor habían empezado varios años atrás, cuando se revinculó con su padre biológico. No fue fácil para ella vencer los miedos y compartir lo que sufría, pero cuando lo hizo su mamá la apoyó para radicar la denuncia en la comisaría. Ninguna de ellas esperaba que el agente que la recibió, siempre en base a la acusación, también se aprovechara de su vulnerabilidad y la sometiera a otro infierno.

Tras las dos detenciones, el fiscal Guzmán espera los resultados de las testimoniales y de las pericias documentales y científicas para definir el avance de la causa.