El riesgo país de la Argentina sube 21 unidades para ubicarse en 2.553 puntos básicos, previo a la apertura de los mercados, aunque momentos antes alcanzó a rozar la zona de las 2.600 unidades.

Estos niveles son los más altos desde el 2005, cuando el país estaba en plena reestructuración de deuda.