El comercio de la provincia mantiene las esperanzas de que el Día del Padre, repunte las ventas de uno de los sectores más castigados no tan solo por la pandemia sino por la crisis económica que afecta al país.

Es por ello, que la Cámara de Comercio de San Miguel de Tucumán pidió autorización ante el Comité Operativo de Emergencia (COE), para poder extender el horario de atención hasta las 20 horas, en la víspera de esta festividad que tendrá lugar el domingo.

En la solicitud indicaron que las puertas de los locales comerciales se abrirían de 10 a 20 horas los días jueves, viernes y sábado, de esta semana.

El pedido, además de lo económico, está fundado en evitar aglomeración de personas en el microcentro en medio de una segunda ola de Covid-19 que aunque se mantiene estable, no baja sus números de manera significativa.