Alberto Fernández fue recibido con fuertes protestas anoche en Salta. El Presidente viajó para participar de los actos organizados para conmemorar el Bicentenario del fallecimiento del general Martín Miguel de Güemes, ocurrido el 17 de junio de 1821.

Una de las protestas se tradujo en bocinazos y cacerolazos por la avenida Belgrano de la capital provincial. Mucha gente se hizo escuchar desde sus autos y también hubo cientos de salteños que al grito de «que se vaya» se sumaron a pie a pesar de la sensación térmica de 0 grados. Otro epicentro fue la esquina de Bicentenario y Paseo Güemes.

La convocatoria en Twitter fue pautada para anoche a las 23 hs, cuando se preveía que llegaría Fernández, quien sin embargo arribó horas antes.

Según el portal local Profesional FM89.9, la convocatoria para la manifestación surgió de un grupo de empresarios gastronómicos afectados por las restricciones impuestas por el coronavirus, a los que luego se sumaron otros sectores privados y particulares.

Desde Qué Pasa Salta, por su parte, informaron que durante toda la jornada circularon mensajes por WhatsApp y Facebook que decían «Alberto NO sos bienvenido a Salta» y que en las calles aparecieron pancartas de los grupos celestes con la leyenda «No al aborto».

​Otra de los carteles que se vio decía «Bienvenido a la Argentina presidente europeo», una referencia crítica a los recientes dichos de Alberto Fernández sobre los argentinos que llegaron de los barcos.

En declaraciones a El Tribuno, una de las mujeres que formó parte de la protesta expresó: “No queremos a Fernández acá. Ni en figurita. Que se vaya. El pueblo de Salta no lo quiere, porque es un delincuente, corrupto»

La contracara de las manifestaciones fue el gobernador Gustavo Sáenz. «Es un honor para nosotros recibir al Presidente de la Nación en su primera visita a nuestra provincia para conmemorar el Bicentenario del Paso a la Inmortalidad del General Martín Miguel de Güemes», escribió en Twitter junto con la foto de recibimiento a Fernández en el aeropuerto local.

Según lo informado por el Gobierno de Salta, la ceremonia oficial en honor a Güemes se inició a las 23.30 con la tradicional Guardia bajo las Estrellas, que se realiza frente al monumento que homenajea al héroe nacional y rememora la vigilia de sus fieles gauchos durante la agonía de diez días de su líder en la Quebrada de la Horqueta.

Hubo un amplio operativo de seguridad que bloqueó algunos accesos, por lo que el público no pudo ingresar al área central de los actos.

El Presidente participó en la vigilia por el prócer provincial: permaneció al aire libre en medio del frío cerca de media hora. Fue frente al monumento a Güemes, que había sido vallado.

Pese a las restricciones para ingresar, los manifestantes denunciaron que agrupaciones kirchneristas sí lograron entrar al sector donde se desarrolló la vigilia, con el permiso de la Policía provincial.

“Pasó el Movimiento Evita y también pasó gente con bandera blanca que no parecen de Salta. Pasaron al lugar del acto y nosotros no podemos”, se quejó un hombre ante la cámara del medio local Qué pasa Salta.

Y se indignó: “Este día normalmente es para los salteños. Pero han podido pasar otros grupos, sin respetar distanciamiento. Nuestros gauchos, que tenían este día para festejar, no pueden ingresar”.

En videos que circularon por redes sociales, se observó también la presencia de militantes de Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa.

Este jueves, en Salta es feriado provincial, Fernández y Sáenz encabezarán los actos centrales. Está programado para las 9 que las autoridades depositen ofrendas florales en el Panteón de las Glorias del Norte, en la Catedral Basílica, donde descansan los restos de Güemes.

Según la agenda oficial del Presidente, el acto principal para homenajear a Güemes está previsto para las 11 de la mañana.