El Gobierno otorgará un nuevo bono a jubilados y pensionados ante la aceleración de la inflación, como sucedió en marzo y abril.

Según se pudo saber, el Gabinete económico evaluó la iniciativa en medio del complejo escenario económico y la segunda ola de coronavirus.

En abril y mayo ya había otorgado dos bonos de 1.500 pesos cada uno, en procura de «ganarle» a la inflación.

Fuentes de la administración de Alberto Fernández insistieron en que el «objetivo» es que quienes perciben la mínima «sean los primeros beneficiados».

Aclararon que no sólo se mira a ese sector, sino también a los asalariados, que también son castigados por la suba de precios.