En un clima de fuerte disputa interna dentro del PRO, la insistencia de la UCR con Facundo Manes como candidato y las necesidades de la Coalición Cívica, la mesa nacional de Juntos por el Cambio se reunió ayer para llegar a un acuerdo en el armado de las listas para las próximas elecciones legislativas. Según se pudo saber, los máximos referentes insistieron en la necesidad «construir la unidad» pero no hubo definiciones ni acuerdos sobre las postulaciones. La ausencia que más llamó la atención fue la de Patricia Bullrich, quien disputa la precandidatura porteña con María Eugenia Vidal.

Desde el entorno de Bullrich aclararon que su ausencia se debió a temas personales y que no «hubo nada raro», aunque crecieron las especulaciones por la posible baja de su pelea por la ciudad de Buenos Aires. Pese a que los máximos referentes del espacio opositor salieron a bregar por la unidad, en la reunión no se llegó a ningún acuerdo sobre las cabezas de listas porteña y bonaerense.

De hecho, Jorge Macri renovó su reclamo para que «cada distrito discuta las candidaturas y la ampliación del frente en su distrito». En resumen: no dará el brazo a torcer frente a la imposición de Horacio Rodríguez Larreta con Diego Santilli ni se quedará callado en las alianzas que pretenden sellar con José Luis Espert y Margarita Stolbizer.

Al finalizar el encuentro, el jefe de Gobierno porteño compartió la foto de la reunión en sus redes sociales y aseguró que «coincide» con Mauricio Macri en la necesidad de «profundizar la unidad» del espacio. Se debe a que, en la previa, el ex mandatario lo cruzó por sus aspiraciones presidenciales para 2023 al recordarle: «Hoy hay que jugar el 2021».

Por parte de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro expresó «la voluntad y esfuerzo que vamos a tener para sostener Juntos por el Cambio», y agregó: «Se juega la elección de medio término, y es un primer paso para construir una alternancia en el 2023. Hoy estamos enfocados en poder construir la unidad, y en poder llevar a los mejores candidatos en cada una de las provincias».

Además de Larreta, Mauricio Macri, Larreta y Ferraro, del encuentro participaron Miguel Pichetto, Gerardo Morales, Alfredo Cornejo, Mario Negri, Luis Naidenoff, Cristian Ritondo, Juan Manuel López, Humberto Schiavoni y Martín Lousteau. Estuvieron invitados los presidentes de cada uno de los partidos en la provincia de Buenos Aires, Jorge Macri por el Pro, Maximiliano Abad por la UCR y Maricel Etchecoin por la Coalición Cívica.

Las nuevas alianzas en Juntos por el Cambio

Una de las posibilidades que analizaba y negociaba el ala dura del PRO era la incorporación de los liberales y Stolbize r. Incluso, en la última reunión de la mesa nacional, se había llegado al acuerdo de utilizar las PASO y cambiar el nombre del frente para poder incorporarlos en la Provincia.

Sin embargo, este miércoles se descartó la posibilidad de cambiar el nombre y, además, hicieron hincapié en una especie de «pacto de sangre». ¿A qué se refiere? Cada partido o espacio que se quiera sumar debe «garantizar» su permanencia hasta al menos 2023. «No queremos que nos usen como caballo de trolla y después se vayan como ya ha pasado», plantearon.

¿Habrá PASO en Juntos por el Cambio?

La herramienta de una interna no está descartada de plano pero, según aseguraron, tiene que «ser el final de la historia». De hecho, se planteó las dificultades prácticas para ir a una PASO: la falta de fiscales. «Tenemos 135 municipios para cada lista necesitaríamos juntar 150 mil fiscales que en total serían más de 100 mil fiscales».

Según confirmó el intendente de Vicente López, Larreta ya avanzó en sus negociaciones en la Ciudad para incorporar nuevos espacios y aprovechó para marcar la cancha: «En la próxima reunión de la mesa bonaerense vamos a definir los pisos, mecanismos y a quiénes incorporamos».