El gobernador, Juan Manzur, participó ayer al mediodía del homenaje a las víctimas del Covid-19 que encabezó y organizó el presidente Alberto Fernández en el Centro Cultural Néstor Kirchner, en Capital Federal.

El acto comenzó a las 12 con la presencia además de todos los gobernadores y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Solo estuvieron ausentes Alicia Kirchner (Santa Cruz), Arabela Carreras (Río Negro) y Juan Schiaretti (Córdoba).

Fernández destacó que «cada una de las personas que fueron víctimas de la pandemia tenían un nombre, una vida, cada una tenía hija, hijo, hermanos, madres, padres, familiares y amigos», y subrayó que «a quienes se han ido en estos momentos dolorosos no los olvidaremos nunca».

Con esta pandemia «estamos presenciando un cataclismo que azota a la humanidad. Los millones de personas fallecidos hasta ahora han conmocionado al mundo entero así como nos interpelan las casi 100 mil personas fallecidas en nuestro país”.

El Presidente recordó además que la pandemia “impide hacer cosas importantes, como vivir una parte de la vida”. Y agregó: “Se han abierto heridas que tenemos que curar y sanar como sociedad”.

Asimismo, expresó su gratitud a todos los trabajadores de la salud “que hacen un esfuerzo inmenso y trabajan sin pausa para salvar vidas” y a los trabajadores esenciales que “cuando todos se quedaron en casa fueron a trabajar para que la sociedad siguiera funcionando”. También le mostró su gratitud a los científicos y científicas, a la sociedad “que mantiene los cuidados necesarios” y a los que trasladan y aplican las vacunas.

Finalmente, el titular del Ejecutivo Nacional llamó a construir un mundo y una Argentina mejor: “Nos damos cuenta del valor de la solidaridad y vemos lo peligroso que puede ser el egoísmo en una catástrofe en la pandemia”. Y se preguntó: “¿Podrá generar más anticuerpos contra la indiferencia? Está en nosotros que este homenajea pueda multiplicarse después de esta ceremonia”.