Las nuevas normas sobre el ingreso de pasajeros genera polémicas en pasajeros y aerolíneas. Las autoridades siguen con atención la evolución de dos variables en relación al coronavirus y ello hico que el gobierno tome una determinación con la medida que restringe la llegada de viajeros desde el exterior. Se estima que son 45.000 las personas afectadas por el recorte. Fueron 60 vuelos los cancelados del 27 de junio al 11 de julio.

Antes de esta restricción de 600 personas, la decisión del Gobierno de reducir el ingreso por vía aérea por día de 2000 pasajeros. Esto desató una airada reacción de parte de las aerolíneas y acrecentó la incertidumbre entre los argentinos que se encuentran en el exterior y planeaban regresar al país en estos días.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) la que emitió un duro comunicado, quejándose de la decisión oficial. Peter Cerdá, el vicepresidente regional del organismo, dijo que hay una negociación abierta con las autoridades nacionales para incrementar el cupo y se quejó de que la Argentina sea el único país de la región en tomar este tipo de medidas. “La nueva reducción obliga a las aerolíneas a dejar en el extranjero a miles de pasajeros, principalmente ciudadanos y residentes argentinos”.

La titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Paola Tamburelli, salió al cruce y aseguró en declaraciones radiales que “varados había cuando no había vuelos” y que ahora “algunos tendrán que demorar su llegada, pero la conectividad está asegurada, aunque con un menor número de arribos”.

Florencia Carignano, directora de Migraciones, recordó que los pasajeros que viajaron al exterior, firmaron una declaración jurada en la que “asumían las consecuencias” ante un eventual cambio en las condiciones de reingreso a la Argentina. “Hemos advertido que cuando uno firma la declaración jurada, uno asume las responsabilidades. Las personas que decidieron salir lo hicieron aceptando las consecuencias de lo que implica salir en pandemia”, señaló en una entrevista televisiva.