El Gobierno se encuentra cerrando los últimos detalles de un decreto que le permita acordar con Pfizer, Moderna y Janssen para finalmente poder adquirir las vacunas contra el Covid-19 que estas farmacéuticas ofrecen, según confirmó la agencia Noticias Argentinas.

Se trata de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que adecúe la legislación argentina a las normas de Estados Unidos para que las empresas no se vean perjudicadas por la provisión de sus vacunas.

Ayer se conoció que el bloque del Frente de Todos de la Cámara de Diputados rechazó un proyecto de Juntos por el Cambio para corregir la Ley de Vacunas sancionada el año pasado y así abrir la posibilidad de acordar con Pfizer.

La vicepresidenta de la comisión de Salud, Carmen Polledo (PRO) hizo un pedido de apartamiento de reglamento para incorporar ese tema a la agenda pero fue rechazado con 122 votos en contra y 102 apoyos.

Se trata de una iniciativa que Polledo presentó el 2 de junio junto a un grupo de legisladores del PRO y la radical Claudia Najul, y que proponía quitar la palabra «negligencia» de las excepciones estipuladas en la ley de garantías de indemnidad patrimonial de los laboratorios fabricantes ante eventuales reclamos.

Según el Gobierno, la inclusión de la palabra «negligencia» en la normativa sancionada a fines del año pasado fue el motivo por el cual se frustró el acuerdo con Pfizer.