Su nombre apareció en escena hace unas semanas como una de las candidatas por el oficialismo para ocupar una banca en el senado nacional. Su larga trayectoria política la avalan, por eso para la legisladora provincial Sandra Mendoza, este nuevo desafío «representaría una gran responsabilidad que la asumiría con gran compromiso».

Así lo expresó ante la posible candidatura a senadora nacional, para reconocer que la última palabra la tendrá el gobernador Juan Manzur, «el conductor del Partido Justicialista, quien junto al presidente Alberto Fernández, decidirá cuáles son las posibilidades y los mejores candidatos», afirmó la parlamentaria tucumana.

Más allá de las sensaciones que tenga respecto a la posibilidad de encabezar alguna lista de precandidatos, Sandra Mendoza admitió que «trabajo todos los días y obviamente que si me encantaría ser candidata».

Bien se podría ser decir que Sandra Mendoza respira política y gestión, porque a la larga militancia hay que agregarle que está casada con el intendente de Famaillá, José «Mellizo» Orellana, que también exhibe una larga trayectoria política. Y para no ser menos, la legisladora aparece al lado del gobernador Manzur recorriendo la provincia llevando obras y buscando mejorar la calidad de vida de la gente.

«No entiendo la política de otra manera que no sea estando cerca de la gente, sin distinción de clase o banderías políticas», dijo la legisladora. Para agregar que «acompaño al gobernador por todos los municipios y comunas, y queremos llegar al pueblo más alejado de la provincia y la idea es hacerlo con obras».

En ese sentido, explicó que una de las grandes obras para Famaillá será la construcción de una planta de tratamientos y la red cloacal, cuyo proyecto está en la etapa final de análisis por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por nos 950 millones de pesos que llegarán por intermedio del Gobierno Nacional.

Pero entre los mayores sueños que tiene para Famaillá, la legisladora indicó que está la construcción de un nuevo hospital. «Más allá de todas las obras que podamos hacer, el famaillense siempre nos reclamó el tema del hospital, porque el que tenemos ahora no cuenta con capacidad para internaciones ni para realizar operaciones».

Al respecto, manifestó que están en la elaboración del proyecto los técnicos del Ministerio de Salud Pública para luego ser presentado al Gobierno Nacional para lograr el financiamiento necesario para su construcción. Para ello, la Municipalidad está próxima a concretar la compra del predio donde se levantaría el nuevo Hospital de Famaillá.

Fuente: Los Primeros