Afectado por la crisis que generó la pandemia, el tradicional complejo hotelero Torres de Manantiales decidió el cierre de las instalaciones para ofrecer en alquiler los departamentos, y propuso a los 230 empleados ingresar en un proceso de retiro voluntario.

La gerencia del complejo mantuvo una reunión con dirigentes gremiales, a quienes comunicó el cierre de las instalaciones para el turismo a partir de la reestructuración de la compañía.

«La situación es preocupante, nos dijeron que van a empezar una reestructuración», aseguró Pablo Santín, delegado gremial de Torres de Manantiales.

Además explicó que de los 230 trabajadores, entre 75 y 85 cumplen tareas durante todo el año y el resto lo hace en temporada, pero aclaró que «todo el personal está en relación de dependencia» con el Complejo.

También confirmó que el hotel, ubicado en Alberti 445, «cerró sus puertas al turismo y desde este lunes no toman más reservas» y puntualizó que «la idea es darlos en alquiler como departamentos por períodos de 24 meses».

La crisis que atraviesa el país se agravó con la pandemia y las medidas sanitarias tomadas al respecto y el sector del turismo fue uno de los más afectados, con epicentro en Mar del Plata y el resto de la costa.

En «La Ciudad Feliz» hace pocos meses el Sheraton cerró sus puertas y ahora se suma el tradicional Torres de Manatiales junto con el complejo balneario Club de Mar que tiene en las playas del sur de Mar del Plata.

Entre los empleados, algunos tienen antigüedades de entre 10 y 35 años de servicio. En un cuatrimestre, ya cerraron 70 hoteles en Mar del Plata por impacto directo de la pandemia.