El Presidente habló 17 minutos en el quincho de la residencia de Olivos. Allí estuvieron también varios ministros del gabinete nacional. El primer mandatario puso el foco en la estabilidad, para luego orientar los esfuerzos en la campaña electoral, sin distraerse de la gestión, según fuentes oficiales.

El titular de interbloque oficialista, Mario Negri, dijo en rueda de prensa que «lo importante es no distraernos» de la gestión, y «no agregar nada que le sume incertidumbre política a los actuales momentos económicos».

«Tanto para el gobierno, para el presidente como para los diputados de Cambiemos, lograr estabilizar la economía, salir de la incertidumbre económica, no sumar incertidumbre política, es el orden de las prioridades», de cara a «las expectativas que la sociedad tiene y que con ansiedad natural padece y atraviesa en este momento», puntualizó.

«La palabra clave es la gobernabilidad», afirmó el legislador cordobés.

Reivindicó luego «el derecho que tenemos de competir, porque se vota el 27 de octubre, los argentinos van a elegir y es la elección definitiva y el candidato a presidente se llama Mauricio Macri, que es el mejor candidato a presidente para nosotros, para el radicalismo y creo que para todos».