De acuerdo a algunos rumores que circulan en la interna de los choferes autoconvocados y pertenecientes al gemio UTA, la posibilidad de un nuevo paro de colectivos en Tucumán se acrecienta con el correr de las horas.

Habría un descontento por parte de los trabajadores debido a un atraso en el pago de haberes del último mes y algunos montos retroactivos. Se trataría de unos $90.000 pesos.

Según manifestaron, los empresarios estarían dispuestos a abonar solo $15.000 pesos hasta el fin de semana, medida que fue rechazada por todo el sector. Además, aseguran que el pago continuaría la semana que viene y se efectuaría en dos partes.

¿Qué podría pasar en las próximas horas?

Sería cuestión de esperar a que alguna autoridad de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) confirme esta información y de ser así, qué medidas de fuerza podrían tomar. Hasta el momento un manto de incertidumbre comienza a gestarse entre los usuarios del transporte público de pasajeros, que sufrirían una vez más las consecuencias del cese de servicios.

Hace instantes, César González fue consultado y confirmó el atraso salarial pero dijo que aún queda por definir con el Consejo Directivo lo que sucederá con el servicio si el dinero no aparece antes del fin de semana.

 

Fuente: Los Primeros