El presidente Alberto Fernández encabezó un acto en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, donde defendió las decisiones tomadas por el Gobierno ante la pandemia y reiteró que «para septiembre» habrá una mayoría de la población vacunada, al tiempo que cuestionó a la oposición.

“Vino Luana (Volnovich) días atrás y me dijo: ‘¿Cuándo calculás que vamos a llegar todos vacunados?’ Yo calculo que para septiembre. Siempre hablamos con Axel (Kicillof) que la vacunación es como la puerta de salida de la pandemia. Ahí vamos a estar inmunizados y si nos contagian, porque el contagio puede seguir, vamos a poder sobrellevarlo mejor, sin tanto malestar”, dijo el mandatario.

En ese sentido, aseguró: “Después de septiembre, cuando terminemos con la vacunación de todos, preparémonos para disfrutar de una linda primavera y un lindo verano en Argentina”.

Fernández remarcó que «a ningún argentino que se contagió le faltó la atención médica que merecía» y subrayó: «Muchos me criticaron cuando dije que entre la salud y la economía yo elegía la salud y elegía la vida, y la verdad no me arrepiento de haber elegido eso».

En un mensaje con tono de campaña, el jefe de Estado mencionó distintas medidas tomadas en medio de la pandemia, entre las que destacó la reforma del impuesto a las ganancias que «dejaron de pagar muchos jubilados y trabajadores» y el «arreglo de la deuda con los acreedores privados».

En ese contexto, afirmó que continúan las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda contraída por el gobierno anterior y, en una alusión a su antecesor, Mauricio Macri, chicaneó: «Los mismos que tomaron esta deuda andan por España diciéndome cómo tengo que negociar».