Tras casi 17 meses de restricciones a causa de la pandemia de Coronavirus, las pymes de todo el país atraviesan una grave crisis económica que deriva en muchos casos en el cierre definitivo de los emprendimientos.

Por esta situación fue consultada la presidenta de la Cámara de Comercio de Tucumán, Gabriela Coronel, quien detalló las dificultades que atraviesan las pymes locales y confirmó que actualmente hay 3200 pequeñas y medianas empresas que “siguen en el camino”, pero que lamentablemente 648 tuvieron que bajar definitivamente sus persianas a causa de la grave crisis económica.

“Para volver a la normalidad, se tiene que activar el consumo y conseguir que se mantenga un periodo de un año de alivio fiscal como mínimo. Y controlar la inflación”, remarcó Coronel.

La empresaria advirtió que aún no se recupera “la normalidad” en los negocios. “Esto refleja en el mostrador, donde actualmente hay un 30% menos de ventas. Es decir que una PyME muy bien administrada, podría sostenerse en este segundo año de pandemia, pero no para ganar».

Coronel reclamó a los gobiernos nacional y provincial que “algún día acompañen a las PyME con políticas económicas que ayuden a que no cierren”.

La actividad comercial en el microcentro

La Cámara de Comerciantes de Tucumán realizó un relevamiento y concluyó:

  • El balance interanual de la facturación de enero hasta abril de este año computa una caída promedio del 32%, con picos de -40%.
  • El 35% de los empresarios que tenían más de un comercio tuvieron que cerrar la sucursal
  • El 15,3% de los comercios tuvo que mudarse a otro lugar por la suba de los alquileres
  • El 72% no avala el límite de horarios de atención impuesto por el COE.

Fuente: La Gaceta