El presidente Alberto Fernández llegó a Perú el martes por la noche a Lima junto a la primera dama, Fabiola Yañez y fue recibido junto a la comitiva oficial por el embajador ante Perú, Enrique Vaca Narvaja. Ayer participó de la asunción del flamante primer mandatario, Pedro Castillo, y decidió extender su gira para participar junto al nuevo primer mandatario del homenaje a la independencia de ese país.

El viaje fue organizado, en buena parte, para robustecer los vínculos con países con los que las relaciones estaban tensas. Ayer, en Lima, Alberto Fernández recibió en el Hotel Westing, donde se aloja, al presidente de Ecuador, Guillermo Lasso. La conversación se produjo en muy buenos términos, dijeron desde la comitiva presidencial, y se dieron de baja los prejuicios preexistentes vinculados a gestiones anteriores. De hecho, el jefe de Estado le pidió disculpas a su par ecuatoriano por no haber ido a la su asunción. Le recordó que había tenido serios problemas domésticos por la pandemia, y su par le expresó su comprensión.

Según pudo saber, hablaron de las vacunas y del sistema de compra de la Argentina en el mercado internacional. Alberto Fernández destacó la adquisición de la vacuna rusa Sputnik V y de la fabricación de dosis en la Argentina a través del laboratorio Richmond. Lasso lo invitó a Ecuador para fortalecer la agenda bilateral, más allá de las respectivas posiciones ideológicas. Uno de los temas centrales de sus conversaciones, se augura, será el cambio climático.

La reunión con Castillo también fue en términos buenos. Primero almorzaron junto al resto de los primeros mandatarios y cancilleres en una comida de honor, donde el flamante presidente estaba sentado en la mesa principal. El almuerzo fue en un centro cultural y, cuando terminó, Alberto Fernández y el nuevo presidente de Perú se juntaron a hablar. En ese momento, Castillo lo invitó al aniversario de los 200 años de la independencia de Perú. Mañana hay un acto clave en Ayacucho. El jefe del Estado le dijo que sí, de modo que se quedan esta noche en Lima, y mañana regresará a la Argentina.

Fuentes oficiales revelaron que Castillo llamó a Alberto Fernández “mi amigo Alberto”, y acordaron en que la Argentina lo ayude en el lanzamiento de un Ministerio de Ciencia y Tecnología. Además, se le brindará contribución en el desarrollo de la educación pública.

Desde el centro de convenciones, Alberto Fernández partió hacia la embajada de argentina en Lima, donde se encontró con Iván Duque, el presidente de Colombia. También estuvieron presentes el canciller Felipe Solá, y el nuevo presidente del BID, Díaz Almagro, y el flamante vicepresidente del CAF, Christian Asinelli.

Discutieron el relanzamiento de la CAF, para abrir líneas de crédito que impliquen no solo a la comunidad andina. Según está previsto, Asinelli tendrá un rol central. También hablaron del cambio climático, y de las vacunas. Y el presidente colombiano se comprometió a apoyar la candidatura de Alberto Fernández para encabezar la CELAC el año que viene. Duque, oriundo de Medellín, tiene afición por el tango y admira el fútbol argentino.

Más allá de las buenas charlas con Lasso y Castillo, Alberto Fernández reconocía ayer, en la intimidad de la delegación, que la conversación sirvió para romper el hielo, pero sabe que tienen miradas ideológicas distintas.

Pedro Castillo juró ayer como nuevo presidente de Perú en presencia del rey de España, un enviado de la Casa Blanca y varios mandatarios latinoamericanos, en coincidencia con el bicentenario de la Independencia peruana. La reunión bilateral que Alberto Fernández mantuvo hoy con su par peruano en el Centro de Convenciones de Lima fue una de las primeras audiencias que ofreció el flamante mandatario luego de haber asumido la jefatura del país andino.

“Más allá de las diferencias, estoy muy contento, me pareció un buen discurso, con mucha proyección de futuro; de verdad nos podríamos sumar a las palabras de Castillo. Sabemos dónde están los problemas y las dificultades. Ha quedado al descubierto la importancia del Estado”, dijo Fernández tras la reunión bilateral en el distrito de San Borja de la que participaron los miembros de la comitiva presidencial: el canciller Felipe Solá; la ministra de Mujeres, Elizabeth Gómez Alcorta; los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; el embajador argentino en Perú, Enrique Vaca Narvaja, y el diputado nacional Eduardo Valdés.

Por Perú estuvieron presentes el canciller Héctor Bejar; el asesor presidencial Carlos Jaico; y los directores de Asuntos Marítimos, Manuel de Cossio, y para América del Sur, Eduardo Zeballos. La seguidilla de encuentros continuará hoy con más encuentros diplomáticos durante el juramento simbólico de Castillo en el Santuario Histórico de la Pampa de Ayacucho.