En medio de una semana con un mercado tranquilo, estable y dominado tras un lunes negro para el olvido, el Riesgo País se modera y retrocede a los 2300 puntos básicos luego de superar niveles históricos para el indicador del JP Morgan. Luego de alcanzar el pico más alto desde el 2005, el índice ahora se ubica en los 2338 puntos básicos.

Las compras de oportunidad en los ajetreados bonos soberanos como consecuencia de que el Gobierno extendiera los vencimientos de su deuda llevaron a que el indicador de la banca estadounidense se normalizara y marcara ayer una fuerte retracción. Diversos analistas coinciden en que las fuertes bajas acumuladas en los activos argentinos luego de las PASO dejaron al Gobierno de la peor manera: son confianza, sin seguridad y con fecha de vencimiento.

En el cierre de la jornada bursátil del día de ayer, la tercera desde la implementación de los controles cambiarios establecidos el último domingo, el dólar continuó su tendencia a la baja. De esta forma, este miércoles cerró con una disminución de 43 centavos para ubicarse en los $58,06 según el promedio de bancos y casas de cambio de la city porteña.

Esto se debió en parte por la venta de reservas que instrumentalizó el Banco Central de la República Argentina (BCRA). Pero además, otras entidades oficiales como el Banco de la Nación Argentina (BNA) ayudaron a generar una mayor liquidez en el mercado. A esto se le agregó el otro factor que posibilitó esta merma del tipo de cambio.