La historia de Carlos Duarte se hizo viral en Facebook en setiembre de 2018, cuando postuló a una convocatoria de trabajo y, al no tener dinero para imprimir su currículum vitae, lo escribió a mano sobre un papel de cuaderno.

“Muchas gracias por aceptarme el cv y disculpe por la impresentable hoja”, escribió al final del documento el joven de 21 años nacido en Córdoba, Argentina.

Fue esa humildad demostrado en dos líneas la que lo hizo conocido y le permitió un puesto de trabajo en una de las vidrierías más importantes de Argentina.

Ha pasado un año desde aquel episodio que le cambió la vida. Hoy, Carlos Duarte se vuelve a encontrar con Eugenia López, la mujer que realizó la convocatoria de trabajo, recibió el currículum hecho a mano y le conmovió tanto que lo publicó en su cuenta de Facebook e Instagram.

Según recoge el diario Clarín de Argentina, el joven de Córdoba ascendió en la empresa para la que empezó a trabajar. Sin embargo, luego de celebrar el avance, está buscando siempre estrategias para seguir ascendiendo en su centro de labores.

“Avancé bastante. Aprendí un montonazo. Muchísimo. Pasé a cargar vidrios a la lavadora. Que es donde pasa el vidrio y después pegan el marco que antes salaba yo. Ya tengo Categoría 2“, relata.

Carlos Duarte comenzó como operario base, categoría 1. Ahora ha subido a categoría 2, pero su sueño es llegar a cinco para tener más ingresos que puedan ayudar a su familia.

“Carlitos está más maduro. Te podés dar cuenta con lo de recién. Desde la puerta de la confitería le preguntó a una compañera si podía pasar para esta entrevista. Hace unos meses, hubiese entrado a los gritos: ¡Buenaaaas! ¡¿Qué hacés Euge?¡ ¡¿Cómo están?!. Es como mi hijo. Además lo veo más lindo”, dice la mujer que lo hizo famoso en Facebook, su ‘ángel viral’, como la llama.