Dos jubilados fallecieron ayer cuando fueron a votar a causa de un paro cardiorrespiratorio. Un hombre de 87 años murió en un colegio de Córdoba y una mujer de 80, en una escuela del barrio porteño de Congreso.

Una hora y media después de la apertura de los comicios, un hombre de 87 años falleció tras salir de votar en la escuela “Jesús María” del barrio Los Naranjos, en la provincia de Córdoba. De acuerdo a la información que aportaron los medios locales, luego de introducir el sobre en la urna, el jubilado se descompensó en el patio del establecimiento educativo, ubicado en calle Vieytes 1635.

Según reportó la Policía de Córdoba, “personal que se encontraba realizando la cobertura de las elecciones, observó una persona mayor de edad que acababa de votar, salió del lugar, se sentó en un patio interno de la escuela y se descompuso”.

El Comisario Mayor, Cristian Masa, indicó a La Nueva Mañana que por tal motivo, “se solicitó el servicio de emergencia 107, y a los pocos minutos se constató el deceso de esa persona”. Los médicos que lo atendieron en el lugar explicaron que el hombre había sufrido un paro cardiorrespiratorio. Minutos después, tras enterarse del trágico deceso, uno de sus hijos se presentó en el colegio.

Un episodio similar ocurrió pasadas las 10.50, pero en la Cuidad de Buenos Aires. Una mujer de 80 años murió en la Escuela de Comercio N°5 “José de San Martín”, ubicada en la calle Entre Ríos al 700, en el barrio porteño de Congreso. De acuerdo a lo informado, la jubilada se descompensó en el patio del colegio al que había ido a votar y falleció como consecuencia de un paro cardio respiratorio.

Tres ambulancias del SAME, provenientes del Hospital Argerich y del Penna, acudieron al lugar e intentaron reanimarla durante 40 minutos aunque sin éxito. Personal de la Comisaría Vecinal 3 B preservó la zona y se reanudó la votación en la escuela con normalidad. Por el caso intervino la Fiscalía Nacional Criminal y Correccional N°54.

Es importante recordar que el voto es voluntario para los mayores de 70 años y los jóvenes de 16 y 17.

Por el coronavirus la, Cámara Nacional Electoral exceptuó de ir a votar a quiénes tengan COVID-19, los que sean caso sospechoso, los que sean contacto estrecho de un caso positivo y a las personas que por ser grupo de riesgo tengan indicación médica de no ir a votar. La justificación la podrán hacer con un certificado sobre su situación.

Quiénes hayan ido a votar y en el colegio presenten algún síntoma compatible con el coronavirus o de un caso sospechoso también estarán exceptuados de votar. Las autoridades le informarán que así lo establece la normativa. Pero si quieren votar igual no se lo pueden impedir. Para esos casos el protocolo fija que el juez electoral de cada provincia debe establecer un mecanismo sanitario seguro de votación para estos casos.

A su vez, por fuera del coronavirus, si una persona no concurrió a votar porque se encontraba enferma, deberá presentar un certificado médico ante la Secretaría Electoral para justificar la ausencia. Tiene 60 días a partir de la elección para presentarse en la dependencia correspondiente a su domicilio. Si el votante se encontraba a más de 500 kilómetros del lugar donde debía sufragar por “motivos razonables”, deberá presentarse en la comisaría más cercana y pedir un certificado que acredite la distancia. Tiene 60 días a partir de la elección para presentarlo.

En este sentido, quienes tuvieron que cumplir tareas laborales durante la jornada electoral, tienen derecho a que sus empleadores le otorguen una licencia especial sin descuento salarial alguno para que puedan cumplir con la obligación del voto.