De acuerdo a lo informado por el diario El Periódico, el sujeto se habría quitado la vida.

La policía está a la espera del resultado de las pruebas dactiloscópicas para confirmar la identidad, ya que no llevaba documentación.

“De entrada se la he identificado no solo por su aspecto físico, sino también por la edad y por su vestimenta“, indica el medio local.

Álvarez Giaccio era buscado desde el martes 24 de agosto por la noche, cuando fue hallado muerto su hijo de 2 años en el hotel Concordia de Barcelona, en un presunto acto de venganza contra la madre del niño.

La última vez que se lo vio fue precisamente en los alrededores del aeropuerto, aunque no llevaba consigo su pasaporte, porque este fue hallado en uno de los domicilios registrados en el marco de la investigación.

En un primer momento se creyó que Álvarez Giaccio había tratado de huir de Barcelona en avión, ya que se desplazó en taxi hasta el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, donde quedó registrado por las cámaras de seguridad.

Según las fuentes, más tarde se lo ve alejándose de las instalaciones a pie.

El cuerpo encontrado está en una zona muy cercana a la terminal, en el barrio de Las Palmeras, de El Prat, donde al parecer se quitó, según la hipótesis que manejan desde el primer momento por los investigadores, indica El Periódico.

La pesquisa comenzó el 24 de agosto, cuando el hombre le envió un mensaje a la madre de su hijo, con quien estaba en trámite de separación, y le dijo: “En el hotel encontrarás lo que te mereces”.

La mujer llamó a la policía que acudió al hotel Concordia, donde la pareja se había casado, y encontró el cuerpo del niño en una de las habitaciones.

De acuerdo a la investigación, el padre del niño abandonó el hotel saltando un muro en vez de salir por la puerta.