La Cámara de Apelaciones en los Comercial dispuso la intervención de la empresa Correo Argentino S.A. y ordenó remitir a la Corte Suprema el expediente de la causa.

Esta causa es de profunda sensibilidad para el presidente, Mauricio Macri, ya que fue su familia quien tuvo la concesión de la empresa durante los 90′ hasta cuando Néstor Kirchner se lo quitó.

Los motivos por los que la Cámara de Apelaciones remitió la causa al máximo tribunal por cuestiones de «gravedad institucional». Si la Corte Suprema rechaza el planteo, volverá al fuero comercial.

El fallo llega luego de que la Cámara hiciera lugar al pedido del procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, quien reclamó más tiempo para definir si el Estado debe aceptar o rechazar la propuesta que presentó el Grupo Socma para cerrar el concurso dadas sus potenciales «graves consecuencias».

La Cámara resolvió la intervención y el envío del expediente a la Corte en simultáneo con la decisión de la jueza del mismo fuero Comercial, Marta Cirulli, quien dispuso designar a un coadministrador del Correo Argentino SA ante un «reprochable ocultamiento de un pasivo postconcursal impensable».

Cirulli designó al coadministrador, que deberá presentar informes cada 30 días, ante lo que calificó como «renuencia informativa» de los responsables de la empresa.

Mientras tanto, en el fuero penal, el juez Ariel Lijo ordenó días atrás un informe técnico a peritos de la Corte para determinar si la quita de la deuda fue abusiva como lo sostuvo la fiscal Gabriela Boquin.