El  próximo lunes llegará al Congreso el proyecto del Presupuesto 2020, que prevé un crecimiento del 1%, inflación del 34% y un dólar a $75, mientras que no contempla la refinanciación de la deuda ya que la deberá decidir el Parlamento.

Hernán Lacunza, ministro de Hacienda, junto a su equipo, trabajan para cumplir con la formalidad exigida en la ley de Administración Financiera, que establece que el Presupuesto debe presentarse el 15 de septiembre o el primer día hábil posterior.

De todos modos, las negociaciones en el Congreso estarán condicionadas porque si se repitieran los resultados de las PASO cambiaría el gobierno y asumiría el Frente de Todos.

Fuentes del Palacio de Hacienda informaron que el Proyecto de Ley de Presupuesto ingresará por la Cámara de Diputados, y que ese mismo día será presentado por Lacunza.

Agregaron que se prevé que este año termine con una inflación cercana al 53% y una caída en torno a 2,6% del Producto Bruto Interno (PBI), lo que dejará «un efecto de arrastre negativo» de 1% para el año próximo.