La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, sufrió un revés en la causa del Vacunatorio Vip, el acceso adelantado a vacunas contra el coronavirus por parte de exfuncionarios del Gobierno y gente cercana al poder. La situación de la titular de la cartera sanitaria se complica, luego de que la Justicia ordenara analizar sus llamadas telefónicas.

Sergio Rodríguez, titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) dio inicio a la solicitud, la cual fue recibida por el fiscal Eduardo Taiano. Posteriormente, fue la jueza María Eugenia Capuchetti hizo lugar al pedido.

“Teniendo en cuenta el estado en que se encuentra la investigación, este Ministerio Público Fiscal no puede descartar la participación de Carla Vizzotti, Mauricio Monsalvo (subsecretario de gestión administrativa), Martín Horacio Sabignoso (secretario de equidad en salud) y Arnaldo Darío Medina (secretario de calidad en Salud), por cuanto habrían tenido algún tipo de implicancia (directa o indirecta) en la distribución, control y manejo de aquellas vacunas contra el covid-19 que debían asignarse y suministrarse”, sostuvo el fiscal.

En tanto, Capuchetti consideró la solicitud presentada y sumó a Vizzotti en los cruces de llamadas telefónicas, los cuales ya involucraban a Ginés González García y sus allegados.

Capuchetti y Taiano habían archivado la causa al señalar que no había delito en la vacunación de personas allegadas al Gobierno. No obstante, la Cámara Federal desarchivó el caso y los implicados volvieron a ser sospechosos de cometer un delito penal.