Ayer se realizó el alegato final por parte del fiscal, Carlos Sale, en representación del Ministerio Público Fiscal, quien lleva adelante la investigación por la muerte de Ana Domine.

En este contexto el abogado Patricio Char señaló que durante un cuarto intermedio y al reabrir la audiencia, Lucas Quesada (hijo de Ana Dominé) indicó que el imputado, Edgardo Ramón Visuara, le hizo una seña amenazante con sus manos alrededor del cuello.

Por este motivo se pidió que personal de seguridad visualice lo acontecido a través de las cámaras para posteriormente tomar una determinación contra el encartado.

Nicolás Quesada se refirió a la seña que recibió por parte del acusado: “Muy dolido por todo lo que venimos transitando todo este tiempo. Y que el preso te haga una seña de muerte es de no creer. Las miradas lógicas que uno no vive todos estos días y las señas que en pleno juicio se vieron”.

“Nosotros tenemos que seguir. Ellos tienen amigos y familiares, gente asesina y pedimos justicia”; aclaró el hijo de la víctima.

Además, en relación a la custodia, Quesada expresó: “En el trabajo tenemos custodia de la fiscalía, pero hay veces que se quedan un rato y después se van, pero esperemos que con todo esto mejoren las cosas”. Pero, además, Nicolás brindó un detalle no menor con respecto a amenazas: “En plena investigación rompieron de una camioneta con un disparo”; sostuvo.

“A nosotros nos obligaron estar sentados a la par de los asesinos de mi mamá, ellos decidieron estar ahí porque decidieron llevar adelante el asalto y el asesinato”; expresó Nicolás.

Por último, el hijo de la víctima manifestó sobre la seña “Sería una causa paralela para esta persona. Estando de frente al asesino me genera otras cosas y que encima me haga una señal de muerte es muy doloroso”; indicó.

El hermano de Ana Dominé, Daniel, se refirió a los nuevos hábitos que está tomando la familia para preservar la seguridad: “Con esas señas carcelarias a partir de ahora estamos más atentos. Estamos modificando los hábitos de vida. Les pido a mis familiares que no me busquen para que no se expongan”; cerró.

Fuente: Los Primeros.