Nuevos datos del Indec (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) dieron cuenta de que el umbral de pobreza, determinado por el valor de la canasta básica total, se encareció en el último mes 3,4%, muy por debajo del 4% que arrojó el índice de inflación.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA), que define el nivel de indigencia, aumentó 3,8% en la misma comparación y su costo llegó a los 13.258,32 pesos.

Una familia tipo necesitó reunir ingresos por todo concepto: trabajo, jubilación y planes sociales, un piso de $33.013,22 para no formar parte de más del 25% de los hogares y de 13.258,32 pesos para no ser indigente.

Esta vez, la excepción serán las jubilaciones mínimas, ya que por efecto del ajuste trimestral, subieron 12,22%, aunque se prevé que se licuará rápidamente la mejora de poder de compra, más aún porque pasó a ubicarse en 11.528 pesos.