FICHA LIMPIA: NO QUEREMOS DELINCUENTES EN EL ESTADO

Los proyectos de Ficha Limpia que se encuentran presentados en el Congreso de la Nación y en todas las provincias nacen de un movimiento ciudadano, de la sociedad civil. Esta génesis será central en Tucumán para llegar a tener esta ley: por la composición de la Legislatura, es necesario que sean los tucumanos quienes exijan que no haya delincuentes en el Estado. Necesitamos Ficha Limpia para que las personas con antecedentes penales por delitos contra la administración pública, contra la integridad sexual o de lesa humanidad no puedan ser candidatos.

¿Por qué será fundamental el apoyo ciudadano? Por dos razones. La primera es porque la voluntad del soberano logra doblegar hasta las políticas más caprichosas, como cuando logramos congelar las tarifas que Juan Manzur quería aumentar a toda costa. La presión fue tal que, quizás, por un momento recordó que se encontraba dirigiendo una provincia para cumplir con los deseos de su pueblo.

La segunda es meramente política. Esta es la segunda vez que presento este proyecto porque en dos años no se trató ni siquiera en comisión. Esto no es precisamente una sorpresa: el kirchnerismo suele ser reacio a Ficha Limpia y acostumbra a trabarlo en casi todos los ámbitos legislativos porque, desde Cristina y Boudou para abajo, tiene un staff de delincuentes.

Sin embargo, no hay mayorías legislativas que nos hagan perder las esperanzas porque la recepción de los tucumanos a este proyecto es fenomenal. ¿Quién podría estar en contra de sacar a los delincuentes del Estado? Cada persona que se levanta temprano para estudiar, para trabajar, que cumple con sus obligaciones, que paga sus impuestos, está de acuerdo en que la ética debe ser el timón de quienes conducen los destinos de la provincia. Sería estupendo, entonces, que cada funcionario político diera su opinión al respecto. Lo que un político opina de Ficha Limpia habla mucho sobre su manera de actuar.

Hablábamos de no perder la esperanza. Como tal, la esperanza es algo que este pueblo necesita de forma vital, urgente. Necesita volver a creer, a confiar, a sentir que quienes gobiernan están trabajando para el bien del pueblo y no para beneficio de unos pocos. Para dejar de tener esa sensación tan instalada de que aquí se pueden cometer delitos pero no pasa nada, porque la impunidad es la ley. Quien tiene miedo o se opone a Ficha Limpia, es porque definitivamente tiene las manos sucias.