La Legislatura tucumana sesionó en esta jornada de ayer y entre los temas tratados se aprobó la prórroga del estado de emergencia en materia de transporte público de pasajeros en Tucumán.

De esta manera, se autorizó al Poder Ejecutivo «a atender la situación del servicio de transporte de jurisdicción provincial, otorgando subsidios mensuales» a través de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (AETAT), «con el objeto de asistir al sector alcanzado por la emergencia a fin de garantizar la prestación del servicio y el mantenimiento de las fuentes de trabajo que brindan las actuales prestatarias nucleadas en la entidad».

Con la prórroga de la ley 9.102, la Provincia podrá continuar otorgando subsidios y compensaciones a los empresarios, en caso de ser necesario. Además, a diferencias de otros años, no se fijó un monto para estos aportes.

Esta extensión fue aprobada con el apoyo de todo el bloque oficialista del Frente de todos y gran parte de la oposición, que de todas maneras realizó críticas al Ejecutivo por la crisis de este sector.