La Corte Suprema de Justicia decidió tomarles juramento a los diputados nacionales designados para integrar el Consejo de la Magistratura, pero congelará por el momento a los senadores, en medio de la polémica entre Martín Doñate y Luis Juez.

Así lo decidió el máximo tribunal a través de una acordada, mientras que pateó para más adelante la definición sobre qué sucederá con los integrantes del Consejo designados por la Cámara alta.

«Disponer que el señor Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación reciba de los consejeros y consejeras Vanesa Raquel Siley, Rodolfo Tailhade, Álvaro González y Roxana Nahir Reyes el juramento de ley», expresó la resolución firmada por los cuatro magistrados Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti.

Para la nueva integración del Consejo de la Magistratura que comenzó el 21 de noviembre, la Corte ya le tomó juramento a los abogados, los jueces, los académicos y al representante del Poder Ejecutivo, que permanecerán hasta 2026.

En tanto, en medio de la discusión por los espacios que le corresponden al Senado, el máximo tribunal se refirió a los ingresos por parte de Diputados, que no están concurridos ante la Justicia.

Sobre la Cámara alta, la Corte señaló que «tales designaciones se encuentran a estudio del Tribunal, por razones que son de público conocimiento».

Este jueves, Juez denunció ante la Justicia a la vicepresidenta Cristina Kirchner por no cumplir con la resolución del alto tribunal que decía que era él quien debía ocupar un espacio en el Consejo de la Magistratura y no el oficialismo Doñate.

La decisión de la Corte Suprema había marcado que la movida del Frente de Todos de dividir su bloque para poder quedarse con un escaño más en el Consejo no fue válida.