28/01/2023
Inicio sociedad

Proponen que las avenidas Mate de Luna, Belgrano y Sarmiento sean de mano única

En el Concejo Deliberante de la Capital hay proyectos que podrían cambiar viejas costumbres.

0

La población crece, el tránsito crece, el caos crece. Esa cadena de hechos la vive cualquier ciudad. Urbanistas siempre hablan de las urbes como seres vivos, en constante crecimiento, con enfermedades que se pueden intervenir a través de decisiones estratégicas a corto, mediano y largo plazo. Pensar cómo mejorar la circulación en San Miguel de Tucumán en 2023 ya debería estar en boca de muchas personas. Hay ideas propuestas desde hace tiempo, como la del concejal capitalino Gonzalo Carrillo Leito (PJ) que en un proyecto de ordenanza plantea otorgarles mano única a concurridas avenidas de la Capital como la Mate de Luna la Belgrano y la Sarmiento. La idea es convertirlas en arterias de ingreso y egreso al casco céntrico, y así mejorar el tráfico en la Capital.

“El cambio de sentido de circulación para reconvertir las vías de acceso en sentido único, cuenta con el aval de vecinos del sector, de urbanistas y de profesionales universitarios. Es gente preocupada por una ciudad que no modifica su estructura y colapsa permanentemente. La modificación del sentido de circulación redunda en un aumento de la accesibilidad permitiendo mejorar el tránsito en ambos sectores de la ciudad. El proyecto prevé una experiencia piloto para avanzar en una primera etapa con los accesos Oeste-Este y Este-Oeste. Eso permitirá ofrecer vías rápidas y un fluido acceso a nuestra ciudad”, dicen los fundamentos de la propuesta.

También sostiene que otorgarle un sentido único de circulación de Oeste a Este a la avenida Mate de Luna permitirá mejorar la conectividad con Yerba Buena. En el proyecto se menciona la idea de proporcionar carriles exclusivos para el transporte público y ciclovías. “El mismo fundamento le correspondería a las avenidas Belgrano y Sarmiento, con un sentido de circulación único de Este a Oeste, ofreciendo una salida rápida de escape de la ciudad hacia ese punto cardinal”, se detalla.

Además resalta que las avenidas están separadas por ocho cuadras, con calles en ambos sentidos que oficiarán de colectoras en la conectividad. Como reflexión, añade que la creación de un carril exclusivo de circulación del transporte público descomprimirá el tráfico en todas las arterias internas comprendidas entre las dos avenidas.

Planificación integral

La urbanista y arquitecta Mariel Sosa Paz sostiene que para tomar una decisión de este tipo se debería tener en cuenta el tránsito y el servicio de transporte público de toda el área Metropolitana. “Es toda una ciudad continua, que requiere una propuesta de una planificación seria del transporte integral. Este debería considerar tanto el transporte público (muy malo actualmente) como la fluidez del tránsito, la consolidación y la jerarquía de las vías, entre otros”, opina la profesional tucumana. Sobre las responsabilidades, señala que de esa planificación integral debería hacerse cargo el gobierno provincial y definir pautas integrales para todo el territorio.

Sobre el proyecto de ordenanza, Sosa Paz considera que no tiene en cuenta a toda la población que se mueve de Norte a Sur. “Es discriminación: para algunos mejoras y para otros no. Por ejemplo, la nube de motos que se mueven desde el Sur a trabajar en Yerba Buena y desde la Banda del Río Salí. Van en moto porque no hay transporte público adecuado. Lo mismo sucede desde Lules o desde El Manantial hacia Yerba Buena”, consideró

Idea viable

Para el concejal Agustín Romano Norri (UCR-Juntos por el Cambio) es una buena idea el proyecto de ordenanza para hacer de una sola mano única las avenidas Mate de Luna y Belgrano. “Sería necesario hacer los estudios pertinentes para asegurar una mejora en el tránsito y un ahorro de tiempo. Habría que ver la incidencia de los cambios de recorridos de los colectivos. Me parece muy positiva la medida de carriles exclusivos para el transporte público, pero se debería tener en cuenta que sobre todo la Belgrano tiene muchos comercios. Entonces habría que pensar en facilitar el estacionamiento o zonas de carga y descarga”, reflexiona el edil alfarista.

Sobre la propuesta de Carrillo Leito, Romano Norri considera como positiva la idea de incluir ciclovías, a lo que agrega que sería bueno también ordenar un carril para las motocicletas, aunque no sea exclusivo pero sí prioritario. “Hay que tener un estudio de costo, ya que esto debe incluir el precio de sacar las platabandas y de la rotonda en plazoleta Mitre, por ejemplo, y el nuevo hormigón para estos lugares”, precisa. Romano Norri opina que es un proyecto posible, pero advierte que hay que ver su viabilidad de ahorro de tiempo y de la inversión económica que implica concretarla.

También sostiene que otorgarle un sentido único de circulación de Oeste a Este a la avenida Mate de Luna permitirá mejorar la conectividad con Yerba Buena. En el proyecto se menciona la idea de proporcionar carriles exclusivos para el transporte público y ciclovías. “El mismo fundamento le correspondería a las avenidas Belgrano y Sarmiento, con un sentido de circulación único de Este a Oeste, ofreciendo una salida rápida de escape de la ciudad hacia ese punto cardinal”, se detalla.

Además resalta que las avenidas están separadas por ocho cuadras, con calles en ambos sentidos que oficiarán de colectoras en la conectividad. Como reflexión, añade que la creación de un carril exclusivo de circulación del transporte público descomprimirá el tráfico en todas las arterias internas comprendidas entre las dos avenidas.

Planificación integral

La urbanista y arquitecta Mariel Sosa Paz sostiene que para tomar una decisión de este tipo se debería tener en cuenta el tránsito y el servicio de transporte público de toda el área Metropolitana. “Es toda una ciudad continua, que requiere una propuesta de una planificación seria del transporte integral. Este debería considerar tanto el transporte público (muy malo actualmente) como la fluidez del tránsito, la consolidación y la jerarquía de las vías, entre otros”, opina la profesional tucumana. Sobre las responsabilidades, señala que de esa planificación integral debería hacerse cargo el gobierno provincial y definir pautas integrales para todo el territorio.

Sobre el proyecto de ordenanza, Sosa Paz considera que no tiene en cuenta a toda la población que se mueve de Norte a Sur. “Es discriminación: para algunos mejoras y para otros no. Por ejemplo, la nube de motos que se mueven desde el Sur a trabajar en Yerba Buena y desde la Banda del Río Salí. Van en moto porque no hay transporte público adecuado. Lo mismo sucede desde Lules o desde El Manantial hacia Yerba Buena”, consideró

Idea viable

Para el concejal Agustín Romano Norri (UCR-Juntos por el Cambio) es una buena idea el proyecto de ordenanza para hacer de una sola mano única las avenidas Mate de Luna y Belgrano. “Sería necesario hacer los estudios pertinentes para asegurar una mejora en el tránsito y un ahorro de tiempo. Habría que ver la incidencia de los cambios de recorridos de los colectivos. Me parece muy positiva la medida de carriles exclusivos para el transporte público, pero se debería tener en cuenta que sobre todo la Belgrano tiene muchos comercios. Entonces habría que pensar en facilitar el estacionamiento o zonas de carga y descarga”, reflexiona el edil alfarista.

Sobre la propuesta de Carrillo Leito, Romano Norri considera como positiva la idea de incluir ciclovías, a lo que agrega que sería bueno también ordenar un carril para las motocicletas, aunque no sea exclusivo pero sí prioritario. “Hay que tener un estudio de costo, ya que esto debe incluir el precio de sacar las platabandas y de la rotonda en plazoleta Mitre, por ejemplo, y el nuevo hormigón para estos lugares”, precisa. Romano Norri opina que es un proyecto posible, pero advierte que hay que ver su viabilidad de ahorro de tiempo y de la inversión económica que implica concretarla.

Propuesta similar

En la otra vereda de opiniones, el concejal Eduardo Verón Guerra (Fuerza Republicana) destaca las buenas intenciones del proyecto pero lo considera prácticamente imposible.

“No creo que tenga un buen funcionamiento la medida, por la distancia que hay entre las avenidas a modificar. Las separan ocho cuadras entre sí. Además harían colapsar las llegadas por 24 de Septiembre, Salta y Sarmiento. Creo que el problema del caos vehicular, sobre todo dentro de las cuatro avenidas, es más profundo y merece un urgente tratamiento global, no parches”, dijo el edil bussista.

Por otra parte, coincidió con la urbanista Sosa Paz sobre que lo primero que hay que mejorar es el transporte público, para que de esa manera podamos tener la alternativa de usar menos los automóviles particulares.

Además, Verón Guerra mencionó a nuestro diario un proyecto propio muy similar, pero referido a las avenidas Avellaneda-Sáenz Peña, para darles un sentido único de Norte-Sur desde avenida Gobernador del Campo hasta avenida Roca; y Brígido-Terán-Soldati, para darles un sentido único de Sur a Norte, desde avenida Roca hasta avenida Gobernador del Campo. Esas avenidas están a menos de 200 metros una de otra. Entre los considerando menciona que “sería conveniente darle a cada avenida un solo sentido, ya que no se justifica tener dos avenidas doble mano a tan corta distancia entre sí; que al modificar el sentido de la circulación vehicular se mejoraría la fluidez y seguridad vehículo-peatonal”.

En el escrito sostiene que dicha obra es de muy bajo costo y que se puede desarrollar por Administración y/o por terceros. Como antecedente menciona dos ejemplos en la Ciudad de Buenos Aires: la avenida del Libertador y la avenida Figueroa Alcorta, que tienen un solo sentido en gran parte de sus trayectos.

LOS DOS PROYECTOS

– Proyecto de Carrillo Leito
Avenida Mate de Luna: la propone como una arteria de ingreso y de sentido único de circulación cardinal Oeste-Este, desde Camino del Perú hasta Bernabé Aráoz
(acera Sur) y calle Marco Avellaneda (acera norte).
Avenida Sarmiento y Belgrano: la presenta como arteria de egreso y de sentido único de circulación cardinal Este-Oeste, desde avenida Avellaneda (lado Sur) y avenida Juan B. Justo (lado Norte), continuando el mismo sentido en avenida Belgrano hasta el Camino del Perú.

– Proyecto de Verón Guerra
Avenida Avellaneda-Sáenz Peña: propone darle un sentido norte-sur, desde avenida Gobernador del Campo hasta avenida Roca.
Avenida Brígido-Terán-Soldati: propone darle un sentido Sur-Norte desde avenida Roca hasta avenida Gobernador del Campo.