Al Gobierno le salió todo mal: se quedaron con el clavo de Asseff y no me pudieron bajar. No le sale bien ni una en ese plano, explicó el líder del partido Unite, en declaraciones al programa.
Igual, no pararon los muchachos porque el fin de semana empezaron con la campaña de difamación. Ahí armaron un vídeo ridículo donde me ponen como «El candidato preferido de Cristina» una cosa que no sé cómo no le da vergüenza al que lo filmó, completó.
Espert lanzó esas palabras después de que la jueza con competencia electoral María Romilda Servini rechazara la impugnación interpuesta por Gabriel Molina, quien aseguraba haber presentado su candidatura presidencial por el partido UNITE antes que el economista.
«Lo que pasó conmigo y el intento de bajar mi candidatura fue una cosa orquestada de bien arriba del Gobierno. Ahí estuvieron involucrados seguramente Macri y Pichetto que, sin ninguna duda, puso la cara directamente cuando apareció en una foto con Asseff. Esto de la campaña sucia con este videíto de morondanga tratando de ensuciarme es muy del estilo del dúo Durán Barba y Marcos Peña», afirmó Espert.

Fuente: Infobae