La nómina de Courel aguarda por un fallo favorable para ir con “boleta larga”. Campero se despachó con críticas hacia el otro sector del espacio. “Quieren sacar una ventaja innecesaria”.

En Juntos (por el Cambio), las diferencias se hacen cada vez más notorias. Los apoderados nacionales del partido formalizaron que, para las elecciones primarias, sólo autorizarán a algunas listas por provincia para que se adhieran a la boleta del precandidato a presidente Mauricio Macri. En Tucumán, la nómina aprobada para pegar sus precandidatos a diputados es la que encabeza el subsecretario del Interior de la Nación, Domingo Amaya.

En un documento presentado ante la jueza electoral María Romilda Servini de Cubría, los apoderados Santiago Alberdi (PRO), Mariano Genovesi (UCR) y Juan Manuel López (CC), formalizaron a los “elegidos” para los comicios del 11 de agosto en 23 distritos. La nota detalla que en nuestra provincia se trata de la lista “Unidad por Tucumán” (502 A), que cuenta con el apoyo del diputado radical José Cano. Entonces, según los apoderados nacionales de Juntos por el Cambio, la lista que impulsa el intendente de Yerba Buena Mariano Campero y que lidera Manuel Courel, secretario de Gobierno de esa Municipalidad, tendría que ir con “boleta corta”, es decir, sin la fórmula Macri – Pichetto.

Según el apoderado de la lista de Amaya, Martín Mukdise, para poder integrar la “boleta larga” es necesario tener autorización del frente nacional, tal como se establece en el Decreto Reglamentario 443/2011, en su artículo 15.

Advertidos sobre esto, la lista que promueve Campero, solicitó el lunes ante el Juzgado Federal N°1 de Daniel Bejas (con competencia electoral) que se apruebe su adhesión a la “boleta larga”.