Los bancarios cerraron la paritaria 2019 con un aumento salarial del 30%, en relación al último salario percibido en 2018. Este incremento se actualizará en el mismo momento que la inflación supere el 30%.

A partir del 1 de julio, el salario conformado inicial mensual más participación en las ganancias, asciende a $ 51.098, informaron desde el gremio La Bancaria. «Esta suma resulta de adicionar a los salarios del mes de diciembre un 30% de aumento. Desde el 1 de enero ya habían sido actualizados en un 10%; a partir del 1 de abril en un 9,5% adicional, y ahora, a partir del 1 de julio, se incrementa en más de un 10,5%», agregaron.

Además, arreglaron un bono de $ 12.500 y se estableció una compensación por el Día del Bancario de $ 43.289 en el escalón inicial, proyectado por categorías.