A un mes de las PASO continúa la calma financiera

Será la calma que antecede al temporal?

0

Las bajas tasas internacionales en relación a las tasas de interés de Argentina, provoca ingreso de dólares, que se cambian a pesos para aprovechar la tasa alta, cae el dólar, se desacelera la inflación y crecen las probabilidades de reelección del gobierno. Esta suerte de “círculo virtuoso” hizo que en esta semana corta el dólar siga en baja. Sin embargo, los bonos perdieron euforia y el riesgo país tuvo una leve suba de 0,75% a 792 puntos básicos, pese a la  caída de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

El contexto financiero internacional continúa beneficiando a la Argentina, sin embargo, el indicador Riego País, muestra una fuerte resistencia a la baja a pesar de que la renta de los bonos de la deuda argentina promedia 14% anual. El problema de que no ceda el Riesgo país, es la dificultad de reingresar al mercado de crédito voluntario para cumplir los compromisos de vencimientos del año próximo. La caída del dólar se vio favorecida por el las expresiones del Jerome Powell, el titular de la Reserva Federal, el Banco Central de los Estados Unidos, ante el Senado donde ratificó, aunque no de manera explícita, que a fin de mes bajará las tasas. Las posturas del mercado esta vez fueron más firmes. Por eso, Wall Street siguió batiendo récords. El indicador Dow Jones, superó el techo histórico de los 27 mil puntos al avanzar 0,85%. El S&P 500 también está en los máximos. Asia comparte este fervor, pero no Europa donde bajaron casi todas las bolsas porque el FMI recomendó que el Banco Central Europeo debería estimular la economía, lo que significaría que debe devaluar el euro, como lo está haciendo Estados Unidos con el dólar.

¿Qué implica que Estados Unidos baje las tasas de interés? Implica que los inversores internacionales son atraídos por otras economías con mejores rendimientos. Por ello, todas las monedas de países emergentes subieran ante el billete norteamericano. El peso chileno (+0,67%), el rublo ruso (+0,46%), el mejicano (+0,28%) y el real brasileño (+0,02%) fueron algunos de los que se revaluaron. El peso argentino siguió ese sendero. El dólar mayorista con pocos negocios por USD 796 millones, cedió 13 centavos a $41,72. Pero como la etapa de liquidación de las exportaciones del agro se acerca a su final, el Gobierno no está preocupado. Su meta es llegar con un dólar bajo al 11 de agosto cuando se disputen las PASO.

Desde el Gobierno, están convencidos de que dólar estable mejorará el consumo, bajará la inflación y recuperará parte de la caída del salario real. Otro aspecto positivo es la reducción de las tasas de interés que continuaron en baja. En la licitación de Letras de Liquidez (Leliq), el Banco Central captó $252.350 millones a 59,16% lo que representa un recorte de tasas de 0,32 puntos. De esta manera, se llega al último día de la semana con un panorama de calma. Todo se mira en clave electoral. El Gobierno apuesta a que un buen resultado electoral depende de si repunta o no el consumo, y una mejora de la situación económica. ¿Será?