El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional aprobó este viernes la cuarta revisión de la evolución económica de Argentina con lo cual se aprobó el nuevo desembolso de u$s 5.400 millones. Además se aprobaron ampliaciones para gastos sociales para AUH y jubilaciones.

“La conclusión de la revisión permite a las autoridades girar DEG 3.900 millones, lo cual eleva los desembolsos totales desde junio de 2018 a DEG 31.900 millones, es decir aproximadamente, u$s 44.100 millones”, cita un comunicado de la entidad sobre este tramo del Acuerdo Stand-By a 36 meses.

Según la misiva del ente internacional, las autoridades argentinas solicitaron al FMI que apoye el aumento de la meta del balance primario correspondiente a fines de septiembre, “como una señal de su prioridad para garantizar que la relación deuda/PIB se sitúe de manera decisiva en una trayectoria descendente”.

También se pidió que se respalde una ampliación del tope mínimo del gasto social a fin de incluir programas de asistencia focalizados en adultos sin niños y en madres trabajadoras con bajos ingresos, explica. Los detalles se conocerán la próxima semana.

“Las autoridades argentinas continúan mostrando un sólido compromiso con su programa de política económica, y han cumplido con todas las metas pertinentes en el marco del plan respaldado por el FMI”David Lipton, el nuevo Directorio Ejecutivo.

En esa línea continuó: “Si bien ha tomado tiempo, los esfuerzos realizados en materia de políticas están empezando a dar frutos. Los mercados financieros se han estabilizado, la posición externa y fiscal están mejorando, y la economía está empezando a recuperase gradualmente de la recesión del año pasado. El FMI apoya decididamente estos importantes esfuerzos”.

Fuente Ambito Financiero