Fernando Burlando, uno de los abogados que representa a la familia de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes a la salida de un boliche de la ciudad balneraria de Villa Gesell el pasado 18 de enero, habló en exclusiva con Radio Latina y aseguró que «hay más gente que esta vinculada con el crimen y ni siquiera se incluyó».

El letrado también se refirió al pedido de la defensa de los detenidos sobre cumplir con la prisión preventiva con arresto domiciliario y dijo que «no debería tener resultado favorable» debido a la «gran cantidad de pruebas» en su contra.

Sobre la carátula de la causa y la acusación formal expresó que «la pena máxima es reclusión o prisión perpetua».

«La contundencia de la prueba es brutal, tan brutal como la masacre que se hizo con Fernando», agregó.

En ese marco, expresó que pese a la gran cantidad de pruebas con que cuenta la causa, aun hay pericias pendientes y expresó que «hay tiempos procesales que hay que respetar».

Publicidad