Mientras el coronavirus avanza en el mundo y también genera psicosis en Argentina, hay una realidad más concreta y preocupante fronteras en nuestro país: se registraron dos muertes por dengue y por sarampión.

Son un hombre y una mujer que habitaban en territorio bonaerense y que fallecieron en centros de salud privados de la Ciudad de Buenos Aires.

Las fuentes consultadas contaron que el muerto por dengue era un vecino de Avellaneda, de 73 años de edad, que se encontraba internado en el Hospital Italiano; en tanto que la víctima de sarampión es una mujer de 50 años del partido de La Matanza y que fue hospitalizada en el Cemic.

Los ministerios de Salud de la Nación y de la Provincia prevén publicar el informe detallado de ambos casos mortales este viernes por la mañana, en el boletín epidemiológico semanal.

Según explicaron, el muerto por sarampión sufrió una encefalopatía como consecuencia de la enfermedad. La noticia preocupa y poner en alerta dado que desde 1998 no había en el país muertes por esta enfermedad, que se transmite de persona a persona.

El brote de sarampión en Argentina comenzó tímidamente en 2018 y en 2019 se expandió con fuerza. El último Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación dio cuenta de 126 casos confirmados, desde la última semana de agosto hasta el 7 de febrero. Están concentrados en cuatro partidos del Gran Buenos Aires y en la Ciudad de Buenos Aires.

La Provincia está en estado de alerta por la proliferación de las enfermedades, pero en el caso particular del sarampión lo atribuyen a una débil campaña de vacunación del anterior Gobierno.

El ministro de Salud, Ginés González García, dijo esta semana que «se está trabajando intensamente tratando de bloquear, revacunando. En algunos casos casa por casa hacemos la estrategia y estamos en alerta máxima».

Sobre el dengue, aseguran que continúan con los operativos de fumigación, pero que la mejor herramienta contra el mosquito aedes aegypti (transmisor de la enfermedad) es el descacharrado para evitar la incubación de larvas. Según las últimas cifras oficiales, en el distrito bonaerense hay 96 casos confirmados, de los cuales 91 son importados.

Publicidad