El comienzo de clases aún peligra y si bien, la situación a nivel nacional se tornó diferente, en nuestra provincia los docentes continúan exigiendo el pago de la cláusula gatillo.

«Los compañeros determinaron que si el Gobierno en estas próximas horas no hace un ofrecimiento, las clases no van a comenzar normalmente», dijo David Toledo, secretario general de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (Atep).

Según Toledo, el Gobierno «echó por tierra el acuerdo» y hasta que no garanticen su cumplimiento, ellos adoptarán medidas de fuerza: «nuestros tiempos están prácticamente agotados».

¿Qué piden? Que el Gobierno les reconozca la cláusula gatillo;que abone las diferencias generadas en diciembre, enero y febrero; y que otorgue una recomposición salarial igual o mayor a la inflación.

Publicidad