El presidente Alberto Fernández recibió ayer en Casa Rosada a referentes de organizaciones de derechos humanos, quienes luego calificaron el encuentro como «muy positivo» dado que dialogaron a agenda abierta y se «trataron varios temas». El encuentro ocurre luego de los roces por las declaraciones del jefe de Estado al despedir un contingente de las Fuerzas Armadas que partía rumbo a Chipre.

Poco después del encuentro, Alberto Fernández anunció que relanzará el Instituto Espacio para la Memoria para analizar los archivos de la última dictadura cívica militar.

“Recibí a Nora Cortiñas (Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora), Adolfo Pérez Esquivel (Premio Nobel de la Paz), (la ex diputada nacional) Alcira Argumedo y otros amigos para relanzar el Instituto Espacio para la Memoria para poder analizar los archivos de organismos del Estado que puedan echar luz sobre la dictadura militar”, anunció el mandatario a través de un mensaje subido en las redes sociales.

«El Presidente tuvo una actitud muy abierta y respondió a todas nuestras inquietudes. Hablamos sobre el hambre, la deuda externa y los caminos que debemos recorrer para lograr Memoria, Verdad y Justicia», reveló Cortiñas, integrante de la asociación Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, tras el encuentro con Alberto Fernández.

De este modo, los representantes de los organismos de derechos humanos terminaron de cerrar la controversia que surgió el viernes en Campo de Mayo, cuando al despedir a un contingente del Ejército que partía hacia Chipre en Misión de Paz, Alberto Fernández llamó a «dar vuelta la página» respecto al terrorismo de Estado por la «inconducta» de algunos oficiales durante la última dictadura militar. Tras las declaraciones, el Presidente explicó sus declaraciones y la relación con las organizaciones volvió a su cauce.

Cortiñas afirmó que «no se habló» sobre el episodio con respecto a las declaraciones del presidente Fernández sobre las Fuerzas Armadas y consideró que se «trata de algo que ya quedó saldado y está terminado».

Tras el encuentro de ayer, el premio Nobel de la Paz 1981 y titular de la Comisión Provincial de la Memoria (CPM), Adolfo Pérez Esquivel, relató que le pidieron a Alberto Fernández «clarificar la deuda externa contraída por un gobierno constitucional, especialmente con el Fondo Monetario Internacional (FMI), no cargar sobre los actores sociales más desprotegidos y ver a donde fueron esos capitales», entre otros temas.

«Hablamos sobre la deuda externa, que consideramos que debe ser investigada, sobre el hambre y también sobre los recursos naturales. Le dijimos que no se puede dañar la madre naturaleza en pos de un crecimiento económico», remarcó a Télam.

También le pidió a Alberto Fernández «investigar a dónde fueron esos capitales» que ingresaron a través de la deuda tomada de acreedores externos durante el gobierno de Cambiemos y «en qué se invirtieron» y confió que «el Banco Central tienen esa información».

Por su parte, el director consultivo de la Asociación Americana de Juristas, Beinusz Szmukler, quien le pidió a Alberto Fernández en materia de derechos humanos «avanzar en la investigación sobre el paradero de los archivos de la dictadura para profundizar el camino de la verdad y la justicia».

En la reunión también participaron figuras ligadas a la defensa de los derechos humanos como Ana María Careaga (sobreviviente de Atlético Banco Olimpo); Alcira Argumedo (ex diputada nacional), Stella Calloni (periodista), Lita Stantic (guionista) e Irma Medina (sobreviviente de Atlético Banco Olimpo), entre otros.

Publicidad