El 1 de marzo marca en el calendario el inicio en Tucumán de la apertura de sesiones ordinarias en la Legislatura provincial.

Se agolparon los militantes políticos afines a la gestión oficialista del gobierno provincial: se calculó que más de 20 mil personas participaron de la convocatoria en los vallados ubicados sobre avenida Sarmiento, en las cercanías del ingreso al palacio legislativo de la capital tucumana.

El gobernador Juan Manzur dio un discurso que se extendió durante una hora en la 115° apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura de Tucumán. El eje de su parlamento giró en un profundo análisis de la situación económica y social del país y de la provincia, marcados por una recesión profunda y políticas de ajuste adoptadas por el anterior Gobierno nacional, que tuvieron severas consecuencias en cada uno de los distritos del país.

A pesar de ello, destacó que el Estado tucumano supo hacer frente a la situación, manteniendo las cuentas públicas y sin tomar deudas en dólares. También resaltó las iniciativas vinculadas al desarrollo productivo e industrial, los avances en Salud, Educación, Seguridad, Gobierno y Justicia, Turismo, Cultura, entre otras áreas.

 

 

 

Publicidad