Motochorros interceptaron ayer a un joven de 27 años que salía de la casa de un amigo en la zona de avenida Sarmiento, entre las calles Maipú y Junín, en el Barrio Norte de la capital tucumana, intentaron robarle sus pertenencias y, al ver resistencia en su víctima, forcejearon con él y una de los dos delincuentes le asestó una puñalada en el ojo izquierdo.

Como producto del hecho, Mario Ismael Romano perdió el órgano visual, fue atendido por un policía que patrullaba en las cercanías y fue trasladado al Hospital Padilla. Los agresores escaparon sin llevarse nada.

La hermana del afectado sostuvo en declaraciones a La Gaceta que Mario «está estable, tuvo un ataque de nervios y tuvo que ser sedado. No para de llorar, no puede creer lo que le pasó». Sus familiares radicaron la denuncia por el hecho en la Comisaría 1ra.

Publicidad