Está disponible para iOS y Android. También permite rejuvenecer el rostro, cambiar el peinado y el color del cabello, entre otras tantas opciones. Ayer, miles de usuarios en nuestro País, compartieron en sus redes sociales, la imagen de cómo se vería, con muchos años, generando una «fiebre» por la aplicación que se volvió viral.

Sin embargo, ahora están surgiendo algunas dudas sobre su seguridad. David Vaile, presidente de la Fundación Australiana de Privacidad, advierte que «El reconocimiento facial se está convirtiendo rápidamente en uno de los elementos clave de la identidad digital y, por lo tanto, las personas deberían considerar la posibilidad de proteger su imagen facial de la misma manera que deberían proteger otros elementos de su identidad, como su fecha de nacimiento, número de contribuyente y demás»