Italia cerrará todas sus escuelas y universidades a partir de hoy  para tratar de contener el recrudecimiento del brote de coronavirus en el país, según informó una fuente del Gobierno, ya que los casos siguen aumentando en el país más afectado de Europa.

Hasta ahora sólo se han cerrado las escuelas y universidades de las regiones del norte más afectadas por la epidemia.

Italia, con más de 2.500 casos confirmados y 107 muertos desde que comenzó el brote hace 13 días, registraba 79 personas muertas a causa del coronavirus hasta el martes.

La extensión del cierre de las escuelas durará al menos hasta mediados de marzo, dijo la fuente.

En otro signo de la creciente preocupación que sacude al país, el ministro de Deportes de Italia dijo el miércoles que es probable que el Gobierno ordene que todos los partidos de fútbol de la Serie A se jueguen a puerta cerrada hasta que el brote disminuya.

Hasta ahora los partidos se habían cancelado en las regiones del norte, pero en el resto del país se habían mantenido.

El brote viral sigue radicado principalmente en la rica y poblada región de Lombardía, alrededor de Milán, y en las vecinas de Véneto y Emilia Romagna, pero los casos se están extendiendo por toda la península italiana.

El miércoles, el hospital de enfermedades infecciosas Spallanzani de Roma comunicó que alberga a 20 pacientes infectados con el coronavirus, mientras que otros están siendo tratados en sus domicilios en la capital y sus alrededores.

La isla de Sicilia, al sur del país, informó de 18 casos. La actualización diaria de la cifra a nivel nacional será proporcionada por la Agencia de Protección Civil alrededor de las 1700 GMT.

El gobierno regional de Emilia Romagna dijo el miércoles que dos de sus miembros habían dado positivo.

El brote ha perturbado gravemente la vida cotidiana en el norte, con el cierre de cines, museos y otros lugares públicos y la cancelación de muchos eventos, como desfiles de moda y ferias comerciales.

El Instituto Nacional de Salud ha dado instrucciones a los italianos para que se laven las manos con frecuencia, se mantengan a un metro de distancia como mínimo, se abstengan de abrazarse y eviten los lugares concurridos.

El miércoles, el Gobierno emitió una directiva que instruye a las autoridades del sector público a reorganizar las oficinas para que el personal pueda trabajar desde su casa.

Todo apunta a que el crecimiento económico de Italia, rengueante desde hace tiempo, se verá afectado, ya que la generación de ingresos del sector turístico sufrirá una merma tras una ola de cancelaciones por parte de los viajeros.

La agrupación del sector industrial Confindustria dijo que el país estaba en recesión, pronosticando una caída del Producto Interno Bruto tanto en el primer como en el segundo trimestre de este año.

Confturismo, del sector turístico, dijo el miércoles que el sector está «postrado».

Prevé una caída de unos 32 millones de turistas italianos y extranjeros entre marzo y mayo, con una pérdida para el sector de unos 7.400 millones de euros.

Publicidad