Las imágenes muestran cuando policías obligan a a los deportistas ahora detenidos del lugar, ellos intentaban llegar a Fernando que tomaba un helado frente al boliche. Luego, los efectivos se desplazan hacia la esquina por otra pelea. Ese momento es aprovechado por el grupo para golpear y matar.

Las imágenes son clave porque les aportan claridad a los investigadores para determinar quiénes de los detenidos le pegaron a Fernando y quiénes en cambio a los amigos de la víctima fatal en la puerta del boliche Le Brique.

Las fuentes judiciales contaron que los ocho rugbiers se encuentran en perfectas condiciones de salud y que no fueron amenazados por otros presos o que hayan sufrido algún tipo de ataque desde que fueron trasladados a esa cárcel.

La fiscal Verónica Zamboni es la que acusa a todos ellos de ser coautores del delito de “homicidio doblemente calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas” en perjuicio de Fernando, y de las “lesiones” que sufrieron sus amigos durante la pelea en Villa Gesell.

Publicidad