La Mesa de Enlace de Entidades Agropecuarias inició este lunes un paro por cuatro días para reclamar contra la suba en un 33 por ciento de retenciones a la soja dispuesta por el Gobierno.

La medida de fuerza consiste en el cese de comercialización de granos con destino a industria y exportación, y de ganado vacuno para faena, según informaron desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

Miembros de la Mesa de enlace que integran CRA, Coninagro, Sociedad Rural Argentina y Federación Agraria, advirtieron al público en general que la protesta «no provocará aumentos sobre los precios ni desabastecimiento».

El paro que comenzó a las 0:00 de este lunes y se prolongará hasta la misma hora del viernes, mientras que no contemplar cortes de rutas.

La Mesa de Enlace decidió este cese de comercialización en rechazo a la decisión del Gobierno de aumentar de 30 a 33% las retenciones a la soja y sus subproductos.

Las entidades agropecuarias del NEA y NOA enroladas en su propia mesa regional también acompañarán el paro y advirtieron que no se tiene en cuenta «la lejanía de los puertos que tiene la producción del norte».

Por otra parte, el ministro de Agricultura, Luis Basterra, aseguró que «sólo un cuarto de los productores de soja tendrá el efecto de la suba del 3%» y destacó que «ese incremento le permitirá recuperar recuperar a las Economías Regionales cerca de 200 millones de dólares».

Según el nuevo esquema de retenciones, que el Gobierno formalizó en el Boletín Oficial, el aumento sólo afectó a la soja, mientras que productos como el aceite de girasol, la harina de trigo, la lana limpia, el maíz pisingallo, el maní, los garbanzos y lentejas, entre otros, percibieron bajas de entre 2 y el 5 por ciento.

Publicidad