El cuerpo de Fátima Acevedo, la joven de 24 años que había desaparecido mientras se alojaba en un centro para víctimas de violencia de género en la ciudad de Paraná, fue hallado en un pozo de 18 metros de profundidad.

Se conocieron una serie de audios que Fátima le envió a una de sus amigas, en los cuales contaba acerca del calvario que vivía por la violencia de su pareja, Nicolás Martínez, que está detenido.

En esos audios, del último 15 de noviembre, mencionó la reiteración de denuncias sin que se llegara a nada. «Ya estoy podrida de denunciarlo en la policía y que nadie haga nada, ni la policía ni el juzgado ni nadie», decía.

«Cuando termine muerta por culpa de él, puede ser que la policía y el juzgado hagan algo. Ayer fui al juzgado a ver qué pasaba con las últimas denuncias que yo había hecho y que nunca me llegaron los papeles de la orden de restricción ni nada», agregó la joven.

«Ya no sé que hacer, de que ese h…. caiga preso y que pague todo lo que está haciendo», le contó la víctima a su amiga y luego concluyó: «Cómo el juez es amigo de él y de toda su familia, no va a pasar nada».

El cadáver de la joven, cuyo ex concubino ya había sido detenido, fue hallado a media mañana de este domingo en un descampado situado entre las calles Tibiletti, Pedro Martínez, Hernandarias y Soldado Bordón, de la capital entrerriana, y en las próximas horas será sometido a una autopsia para determinar las causas del deceso.

El lugar del hallazgo, que se produjo tras un importante rastrillaje realizado por la Policía provincial, es cercano al domicilio del detenido, Jorge Martínez, el cual fue acusado de «homicidio«.

La joven había sido alojada en la Casa de la Mujer, un establecimiento que acoge a mujeres víctimas de violencias de género, a principios de febrero, tras denunciar amenazas por parte de Martínez, con quien tuvo un hijo de tres años.

Durante su estadía en la Casa de la Mujer, indicó que el hombre acechaba el predio, a pesar de que existía una medida de restricción por 90 días, por lo que se le otorgó un botón antipánico.
El primero de marzo pasado, la joven se fue del establecimiento, dejó su hijo en casa de la familia paterna y se mantuvo desaparecida hasta que se conoció su trágico desenlace

Publicidad