El mandatario fue a sus clases luego de anunciar que será obligatoria la cuarentena para las personas que hayan regresado de viaje de alguno de los países afectados por coronavirus. Dijo que quienes la incumplan estarán cometiendo un delito.

Tras aterrizar en el helipuerto de la Casa Rosada, el jefe de Estado abordó un auto y se trasladó a la sede universitaria ubicada en Avenida Figueroa Alcorta 2263, en el barrio porteño de Recoleta.

El mandatario está a cargo de la cátedra de Teoría General del Delito y Sistema de la Pena en la casa de altos estudios porteña.

Se trata de la segunda oportunidad en que Alberto Fernández se encuentra con sus alumnos, ya que tres días después de asumir al frente de la Casa Rosada fue a tomar exámenes a la UBA.

«No voy a pedir licencia, voy a seguir dando clases, una vez cada 15 días: le voy a pedir a la Facultad un adjunto para poder hacerlo», había explicado en aquella ocasión.

En ese sentido, el Decreto 1033/2001 establece que «el desempeño de horas de clase o de cátedra no se encuentra alcanzado por la incompatibilidad prevista en el Régimen sobre acumulación de cargos, funciones y/o pasividades para la Administración Pública Nacional».

Alberto Fernández se desempeña desde 1985 como docente en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA): dos años antes, el dirigente peronista se había recibido de abogado en esa misma casa de altos estudios con un promedio de 7,80.

El actual Presidente dicta la materia Teoría General del Delito y Sistema de la Pena, que trata sobre temas como la política criminal, el dolo, la culpabilidad, la tentativa, las consecuencias jurídicas del delito y las penas, entre otros.

Publicidad